Parto de embarazo múltiple

El parto múltiple es más complejo que uno de un solo bebé pero si el embarazo fue controlado en forma sistemática por médicos especializados, la mayoría de las posibles complicaciones pueden ser previstas con anticipación.

El parto de embarazo múltiple es más complejo que uno de un solo bebé pero si el embarazo fue controlado en forma sistemática por médicos especializados, la mayoría de las posibles complicaciones pueden ser previstas con anticipación.

La forma en que el parto será resuelto depende de varios factores tales como la cantidad de bebés que van a nacer, la posición fetal en que se encuentra cada uno de ellos, la edad gestacional y el estado de salud de la mamá y sus bebés.

¿Cómo es un parto de embarazo múltiple?

  • Un parto múltiple es atendido por un equipo médico más numeroso que un parto único, de modo que lo más probable es que transcurra en el quirófano y no en la sala de parto.

En ese ámbito los médicos cuentan con todo lo necesario para atender cualquier imprevisto que pueda presentarse.

  • En los partos múltiples suelen participar, además del obstetra y la obstétrica, un anestesista y un neonatólogo que examine a los bebés en el momento del nacimiento.
  • Un dato importante es que cuando se espera más de un bebé no es aconsejable planificar un parto domiciliario.
  • Es probable que durante el parto estés conectada a un monitor fetal para que el médico pueda controlar el progreso de cada bebé.
  • En un embarazo de mellizos por lo general los bebés son más pequeños y pesan menos que un bebé que no tuvo que compartir el espacio del útero durante el embarazo. Esto facilita su nacimiento por vía vaginal.
  • El intervalo entre el nacimiento de un bebé y otro en un parto normal es habitualmente inferior a una hora. En caso de que sea necesario practicar una cesárea los bebés nacerán a intervalos de unos pocos minutos.
  • Un tercio de todos los embarazos múltiples nacen en forma prematura. Si el parto se adelanta, los bebés serán controlados al detalle para detectar posibles signos de sufrimiento.

Algunos bebés prematuros necesitan ser trasladados de inmediato a la unidad de cuidados intensivos para recibir atención especial.

Te puede interesar

Síntomas del parto cercano

La señal más importante que indica que ha llegado el momento del parto es sin dudas el comienzo de las contracciones de parto. Sin embargo, existen también algunos otros síntomas que pueden alertarte sobre su proximidad.

La señal más importante que indica que ha llegado el momento del parto es sin dudas el comienzo de las contracciones de parto. Sin embargo, existen también algunos otros síntomas del parto que pueden alertarte sobre su proximidad.

Sensación de que el bebé está más bajo. Al prepararse para el canal de parto, el descenso del bebé presiona el pubis. Esto puede ocurrir unas semanas o momentos antes del parto.

Síntomas del parto

Aumento de las secreciones vaginales en el embarazo: pueden ser transparentes, rosa o con rastros de sangre. Es la pérdida del tapón mucoso, que puede producirse unos días u horas antes del parto.

Rotura de bolsa: es la descarga de flujo acuoso de la vagina, un líquido caliente que corre por los genitales. Esto puede ocurrir varias horas antes de que comiencen los dolores de parto o durante el parto.

¿Cuándo llamar a tu obstetra por tu síntomas de parto?

  • Siempre que se rompa la bolsa de aguas, incluso si no sientes dolor ni contracciones.
  • Si el bebé ha dejado de moverse en tu panza.
  • Si hay hemorragia vaginal distinta a las secreciones con rastro de sangre.

Si no tienes ninguno de esos síntomas, el método para identificar el momento para llamar a tu médico es calcular el tiempo entre una contracción y otra. Si las contracciones son intensas y regulares, se acorta el tiempo entre una y otra y moviéndote o cambiando de posición no te alivia el dolor, llama a tu obstetra.

Quédate tranquila, hay tiempo. Desde que se inicia el trabajo de parto hasta el nacimiento pueden pasar de 8 a 12 horas.

Te puede interesar