La importancia del control prenatal

La psicoprofilaxis para el parto ayuda a adquirir herramientas corporales y emocionales para afrontar la llegada del bebé. En este artículo te explicaremos la importancia del control prenatal gracias a los cursos prenatales y sus ventajas.

La psicoprofilaxis para el parto ayuda a adquirir herramientas corporales y emocionales para afrontar la llegada del bebé. En este artículo te explicaremos la importancia del control prenatal gracias a los cursos prenatales y sus ventajas.

Los programas de preparación para el parto son dictados por parteras, obstetras, pediatras y psicólogos. Lo ideal es que asistas con tu pareja para que vivan este proceso juntos.

Si te has preguntado ¿qué es el curso psicoprofiláctico? Te contamos que es el curso prenatal más recomendado, además en la mayoría de centros médicos hay un curso de psicoprofilaxis gratis. A continuación te dejaremos una lista de beneficios del control prenatal.

Razones de la importancia del control prenatal por medio de la psicoprofilaxis

  • Conoces a la partera, ya que, por lo general, los cursos preparto son dictados por la obstetra que los asistirá en el parto.
  • Te ayuda a vivir el embarazo con más seguridad, porque los futuros padres comparten experiencias con otras parejas y pueden expresar sus dudas con los especialistas que dictan el curso.
  • Aprendes ejercicios de relajación y respiración que los ayudarán a aliviar el dolor de las contracciones, a transitar un parto más corto y a disminuir el riesgo de que el bebé sufra mientras nace. 
  • Prácticas ejercicios localizados para atenuar las molestias típicas del tercer trimestre del embarazo, como los dolores lumbares, la opresión de la zona diafragmática, los calambres, etc.
  • Las clases prenatales aportan conocimientos sobre el parto, lo que ayuda a que sea más fácil detectar cuándo comienzan las contracciones que dan lugar al trabajo de parto con su período de dilatación, expulsión y alumbramiento.
  • Es de ayuda aunque se practique cesárea programada o aunque ya tengan otros hijos, porque el curso abarca otros aspectos de interés para los futuros padres, como la recuperación y los cuidados del recién nacido, además de evaluar constantemente la salud en el curso prenatal.
  • Descubrir los beneficios de la lactancia materna, lo que les permite comprender la importancia del primer contacto con el bebé, el calostro y la bajada de leche.
  • Conocer sobre los controles del recién nacido, que realizan el neonatólogo y la enfermera pediátrica en la maternidad. Además, los orientan sobre, por ejemplo, las vacunas que debe recibir el bebé y el uso del chupo.
  • Otro de los grandes beneficios del control prenatal y sus cursos es que incorporan consejos para los primeros días en casa, como el cuidado del cordón umbilical, los cambios de pañal y la higiene del recién nacido.
  • Recibes consejos sobre los cuidados durante el postparto, que pueden variar de acuerdo a la duración y a la fuerza del trabajo de parto, y sobre el uso de procedimientos como la episiotomía y la cesárea.

Efectos de las drogas en el embarazo

Los efectos de las drogas dependen de la intensidad y el tiempo de consumo, y su relación con el embarazo. Pero siempre son perjudiciales, tanto las que son permitidas como las que no.

Los efectos de las drogas en el embarazo dependen de la intensidad y el tiempo de consumo, y su relación con el embarazo. Pero siempre son perjudiciales, tanto las que son permitidas como las que no.

Con respecto a las drogas permitidas, su consumo debe ser suspendido incluso de ser posible antes del embarazo. Las xantinas, café, mate, etc., consumidas en cantidades moderadas a grandes, producirían un bajo peso al nacer y mayores riesgos de parto pretérmino. El tabaco provoca alteraciones en el embarazo, sobre todo bajo peso al nacer, parto pretérmino y complicaciones del parto.

Razones para evitar las drogas en el embarazo

El alcohol se debe suspender por los riesgos de malformaciones de variada entidad y cuantía, de aborto, de complicaciones en el embarazo y en el parto. El alcohol es el principal teratógeno (generador de malformaciones) conocido.

La marihuana, uno de cuyos productos atraviesa la barrera de la placenta y por lo tanto llega al feto, ha demostrado provocar alteraciones del desarrollo psicoafectivo, aunque otros efectos posibles no han sido confirmados.

La cocaína produce retardo intelectual, malformaciones de distintos tipos y síndrome de abstinencia de cocaína al recién nacido. Además, el feto es expuesto a las sustancias por la vasodilatación, es decir, por el ensanchamiento de los vasos sanguíneos y el consecuente aumento de la presión intravascular.

El uso de pasta base ha demostrado efectos adversos en el período embrionario y en el embarazo, pero en nuestro medio no hay estudios rigurosos por el momento, dada la relativa novedad de su uso y la evaluación de sus consecuencias en el embarazo.

En resumen, el uso de drogas ilegales además de afectarte a ti puede afectar tu embarazo en todas las etapas. Éstas te exponen a conductas de riesgo en las que puedes contraer enfermedades infecciosas graves como el VIH y la Hepatitis B o C.

Te puede interesar