Estrías y embarazo: ¿cómo combatirlas?

Las estrías son un problema frecuente durante el embarazo. Con cremas y masajes, se puede combatir su presencia en el abdomen, pecho, caderas y muslos.

Las estrías son un problema frecuente durante el embarazo. Con cremas y masajes, se puede combatir su presencia en el abdomen, pecho, caderas y muslos. Que las estrías y el embarazo son perturben esta etapa tan especial.

Durante la gestación del bebé, el cuerpo de la futura mamá sufre muchas transformaciones, tanto por los cambios hormonales como por el aumento de peso. Entre los cambios estéticos se destaca la aparición de estrías que, en su mayoría, desaparecen después del parto.

Estrías y embarazo: ¿qué son las marcas en la piel?

Las estrías se producen al romperse las fibras de elastina de la dermis. Si bien hay pieles más resistentes que otras, el aumento del volumen abdominal por causa del embarazo facilita la aparición de estas marcas en la piel. Estos son algunos puntos que debes tener en cuenta para combatir este mal:

La hidratación

Desde que se confirma el embarazo es importante mantener la piel:

  • Nutrida
  • Hidratada
  • Elástica

Entre las cremas hidratantes que se recomiendan en este período se destacan aquellas que tienen esencias naturales portadoras de vitamina A y E.

Otro punto que se debe tener en cuenta es la alimentación, ya que es muy importante a la hora de mantener la piel en buenas condiciones.

Los masajes en el embarazo

Lo ideal es colocar las cremas dos veces al día, por ejemplo, a la mañana y a la noche. Se recomienda hacerlo con movimientos ascendentes y circulares. También es bueno hacerla penetrar presionando suavemente con los dedos.

Después del parto

Por lo general, las estrías se presentan como líneas rojizas o rosadas y, cuando ya son más antiguas, alcanzan un color blanco. Estas marcas no suelen borrarse una vez que aparecen, pero existen maneras de disimular su presencia a través de algunos tratamientos.

Según el color y gravedad de las estrías, el médico especialista decidirá qué procedimiento es mejor. Las opciones vigentes actúan de la siguiente manera:

  • Estimulando las células productoras de pigmento
  • Restaurando la elasticidad de la piel y estimulando la producción de colágeno.

No olvides tomar estos consejos como parte de tu rutina. Si practicas esto frecuentemente verás los resultados pronto y podrás ser una embarazada y sexy.

Te puede interesar

La vacunación en el embarazo

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación.

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación. Infórmate sobre la vacunación en el embarazo que debes seguir.

La inmunidad de la madre se transmite al bebé durante la gestación. Esta protección materna resguardará al recién nacido hasta que pueda recibir sus primeras vacunas. Por esta razón, es muy importante que la mujer revise su calendario de vacunas para evaluar con su médico cuáles son las recomendaciones que deberá seguir antes, durante y después del embarazo.

Vacunación en el embarazo

  • El beneficio de vacunar a las mujeres embarazadas normalmente sobrepasa el riesgo potencial cuando se dan las siguientes condiciones:
  • Las probabilidades de exposición a una enfermedad son altas
  • La infección implicaría un riesgo para la madre o para el feto

Durante la gestación, y de acuerdo a la indicación del obstetra, se recomienda aplicar las siguientes vacunas:

  • Vacuna contra la hepatitis A y B: si la embarazada tiene alto riesgo de contraer la enfermedad.
  • Vacuna antigripal trivalente inactivada
  • Antimeningocóccica polisacárida y conjugada: sólo si la embarazada presenta algún riesgo.
  • Tétanos / difteria
  • Vacuna triple bacteriana acelular contra tétanos, difteria y pertussis: sólo si la embarazada presenta alto riesgo.

Asimismo, hay otras enfermedades prevenibles por vacunación que pueden ser poco frecuentes en tu lugar de residencia, pero que son comunes en otras regiones. Por este motivo, si piensas hacer un viaje internacional, no dejes de consultar sobre las vacunas recomendadas según sea el destino.

También, es importante saber la opinión de tu médico si trabajas en instalaciones relacionadas a la salud, o tienes ciertas enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o afecciones cardiovasculares.

 

Te puede interesar